Banner header

El Equipo Femenino de Alpinismo se concentró en Benasque del 22 a 26 de mayo con la intención de realizar actividades largas en alta montaña para preparar su inminente expedición a la Cordillera Blanca de Perú.

El objetivo principal de la concentración lo marcaba la cresta de Salenques y la pared sur del Pico Abadias, actividad que las chicas querían enlazar con un bivac en la cima del Aneto (3.404m).

Los primeros días de la semana estuvieron marcados por un calor intenso y por el crecimiento de cumulonimbus de evolución vertical que provocaban tormentas de tarde. Por lo tanto, las chicas aprovecharon estos días para escalar en Peña Montañesa, Montrebei (Pared de Cataluña) y El Turbón, zonas cercanas que se mantienen a la sombra durante toda la mañana.

 

Las vías escaladas fueron:

Peña Montañesa:
Petit Bombon (150m, 7a)

Montrebei:
No Future (250m, 6a+)
Torrades amb All (200m, 6b+, Ae/7b)
Todo Ventajas (265m, 6b)
Todo Disipa (190m, 6c)

El Turbón:
Un Mundo Sin Fin (190m, 7a)
Via del Coro (155m, 6c, Ae/7b+)
El Reino del Camalot (135m, 6c)
Turborecycled (115m, 6c)

Después de estos días de escalada, la meteorología ofrecía más estabilidad, por lo que el equipo femenino decidió atacar su objetivo de Salenques + Sud de la Maladeta.

El domingo 28 de mayo el equipo se levantó temprano para realizar la larga aproximación hasta el Collado de Salenques (2.928m) desde donde empieza la larga arista con el mismo nombre que conduce hasta la cima del Aneto (3.404m).

La escalada de la arista, en esta época todavía con algún corto tramo de nieve, ofrece unas dificultades asequibles (IV+/V) que permiten progresar con botas de alpinismo sin necesidad de calzarse los pies de gato.

El grupo llegó a la cima del Aneto al atardecer, con tiempo suficiente para preparar y disfrutar de un bivac en el techo de los Pirineos, con un cielo totalmente despejado.

El día siguiente, a pesar de las predicciones meteorológicas, amaneció muy nublado y con viento de Sur. Aún así, las chicas se desplazaron hasta el Pico Abadías sin perder la esperanza, pero el fuerte viento que encontraron en el collado les hizo poner rumbo al refugio de La Renclusa y terminar así la actividad de la semana.

En resumen, unos días llenos de escalada y motivación en los que las chicas, junto con su director Marc Subirana, han podido planificar los últimos detalles de su viaje a la Cordillera Blanca de Perú.

DEJAR UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × uno =

NoticiasFEDME

Facebook

Twitts recientes