• El estudio de Deloitte se basa en las fases del ciclo de vida del deportista en nuestro país y efectúa una comparativa del grado de madurez español con el de 10 modelos deportivos de países referentes en el deporte, en la que España tiene recorrido de mejora.
  • La complejidad de la estructura organizativa y la ausencia de un plan estratégico, la necesidad de efectuar reformas en la estructura fiscal y el desarrollo de nuevas vías de financiación, son algunas de las conclusiones del Estudio comparativo internacional de los modelos de deporte de alto nivel”.

ADESP, entidad constituida por las Federaciones Deportivas Españolas que tiene como objetivo fomentar el desarrollo deportivo del país, y el Consejo Superior de Deportes (CSD) han encargado a la consultora Deloitte la realización del “Estudio comparativo internacional de los modelos de deporte de alto nivel”, un informe que tiene la intención de evaluar el modelo deportivo español, así como detectar áreas susceptibles de mejora e iniciativas para explorar nuevas vías para su desarrollo.

Para José Hidalgo, presidente de ADESP, “el estudio encargado a Deloitte es unejercicio de reflexión y constituye el punto de partida hacia una nueva era. Este informe abre la posibilidad de iniciar un momento histórico en el deporte español”.

Estudio de Deloitte
El “Estudio comparativo internacional de los modelos de deporte de alto nivel” realiza un diagnóstico del deporte federado de alto nivel. A través de una estructura de análisis, basada en 5 dimensiones, se ha analizado el grado de madurez del modelo deportivo español de alto nivel:

Metodología del estudio

El informe de Deloitte efectúa una comparativa de las 5 dimensiones entre 10 países destacados del panorama internacional, como son Reino Unido, Alemania, Australia, Francia, Italia, Países Bajos, Canadá, Nueva Zelanda, Dinamarca y Bélgica. Para su selección, se han tenido en cuenta diversos criterios, tales como: rendimiento deportivo del país; su trayectoria en las últimas competiciones internacionales (olímpicas, no olímpicas y de deporte adaptado); la estructura del deporte federado; la aplicación de la innovación y la tecnología y el medallero.
La metodología del estudio ha combinado: entrevistas personales con deportistas, directivos de federaciones, organismos -CSD, Comité Olímpico Español (COE), Comité Olímpico Internacional (COI), Comité Paralímpico Español (CPE)- expertos en temas jurídicos, legales, patrocinadores, entre otros; análisis comparativo mediante talleres de co-creación en los ámbitos deportivo, financiero, organizativo y social de los países de la muestra escogida; e investigación, que ha dado lugar a la creación de un conjunto de iniciativas para la mejora del deporte español.
Para Fernando Pons, socio responsable de Sports de Deloitte, “la compleja metodología aplicada en la elaboración del informe permite analizar en profundidad el modelo deportivo de cada país y aporta una valiosa información que da lugar a un estudio innovador y pionero en España”.

 

Principales conclusiones del estudio

  1. Rendimiento deportivo: aunque se han conseguido grandes resultados deportivos en los últimos años, el estudio pone de manifiesto que a España todavía le queda recorrido en comparación con los países referentes del estudio.
  2. Estructura financiera: el estudio pone de relieve que la financiación del deporte federado está marcada por el descenso de las subvenciones públicas desde 2011.
  3. Gestión organizativa: el estudio sugiere la necesidad de abordar una adecuada planificación estratégica.
  4. Ayudas e integración social: la buena labor en promoción del deporte femenino y adaptado permiten a España situarse por encima de la media de los países analizados.
  5. Desarrollo deportivo: existe una brecha entre el desarrollo del deporte aficionado, que se ha incrementado mucho en los últimos años, y el deporte federado, al que no se ha trasladado este nivel de crecimiento.

Retos y oportunidades del deporte español
Entre las principales conclusiones obtenidas con esta comparativa, se destaca que el 75% del grado de madurez deportivo de un país se explica a través de los resultados deportivos, la estructura financiera y la gestión organizativa. En el comparativo efectuado, Nueva Zelanda es el país con mayor nivel de madurez deportiva, con un 77,3%.
España se sitúa detrás de todos los países analizados, con un 53,8% de grado de madurez, con una distancia de 12,46 puntos porcentuales con respecto a la media. El país aparece por debajo de la media en todas las dimensiones excepto en ayudas e integración social.
Dentro de las áreas de mejora y oportunidad que el estudio sugiere, destacan:

  1. En el ámbito de la gestión organizativa, se pone de manifiesto la importancia de crear un plan estratégico de ámbito nacional; mejorar la gobernanza de las organizaciones deportivas y los incentivos fiscales.
  2. Desarrollar nuevas vías de financiación, aumentar el volumen de financiación pública al deporte federado, innovar en patrocinio y potenciar las competiciones.
  3. Para la mejora del desarrollo deportivo, se revela la necesidad de reducir la distancia entre deporte federado y deporte aficionado, así como optimizar la captación de eventos internacionales mediante una mayor coordinación y una estrategia nacional.

DEJAR UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cuatro =

Facebook

Twitts recientes