• La escalada en fisura y las técnicas de Big Wall fueron los principales objetivos de esta concentración para las alpinistas del Equipo Femenino durante los 20 días de concentración en los USA, concretamente fue del 24 de abril al 16 de mayo.
  • El Equipo Femenino de Alpinismo tuvo dos objetivos muy claros: mejorar la técnica de escalada en fisura y escalar un Big Wall en las impresionantes paredes del Valle de Yosemite en California.

Técnica de fisuras en Indian Creek

Después de un largo viaje desde San Francisco hasta Moab (Utah), el equipo compró todo lo necesario para subsistir varios días en el desierto y escalar en las perfectas fisuras de arenisca que ofrecen los desfiladeros de Indian Creek. La escalada en fisura es una técnica compleja que requiere adaptar las manos y los pies a la anchura variable de las fisuras para progresar verticalmente. El dominio en las diferentes formas de empotramiento requiere de un largo aprendizaje y las paredes de Indian Creek ofrecen una escuela perfecta para lograr este fin. Durante varios días las alpinistas escalaron en distintos sectores de Indian Creek, adaptándose cada vez mejor a las diferentes técnicas de empotramiento de manos y pies.

Las rutas escaladas en esta primera parte del viaje fueron:

Donnelly Canyon:

“TheNaked and theDead” (5.10)

“Generic Crack” (5.10’)

“Binou’s Crack” (5.9)

“Chocolate Corner” (5.9)

“Elephant Man” (5.10)

Supercrack Buttress:    

“Twin Cracks” (5.9)

“TheIncredible Hand Crack” (5.10)

“The Wave” (5.10+)

“Key Flake” (5.10)

“KeyholeFlakes” (5.10)

“Unnamed” (5.9+)

Reservoir Wall:

“Dr. Carl” (5.10)

“Unnamed” (5.10)

Broken Tooth:

“MidnightOil” (5.10+)

“Blue SkyMining” (5.10)

“Incisor” (5.11)

“Rock Lobster” (5.11)

“Gingivitis” (5.10)

Después de un merecido día de descanso, la meteorología cambió y la lluvia hizo acto de presencia en el desierto, mojando las delicadas paredes de arenisca de Indian Creek. El Equipo aprovechó la ocasión para desplazarse a Yosemite y empezar a escalar algunas de las rutas más emblemáticas del Valle.

Además de poner en práctica todo lo aprendido en Indian Creek, las alpinistas aprovecharon estos primeros días en el Valle de Yosemite para acostumbrarse al granito, ya que éste sería el terreno de juego para el resto de días de su concentración en los Estados Unidos.

Las rutas escaladas durante los primeros días de estancia en Yosemite fueron:

Royal Arches: “Serenity Crack &Sons of Yesterday” (5.10d)

Manure Pile Buttress: “Nutcracker” (5.8)

Middle Cathedral Rock: “Central Pilar of Frenzy” (5.9)

El Capitán: “Free Blast” (5.10b/A0)

Washington Column: “South Face” (5.8, C1)

Big Wall en Yosemite

Después de estas primeras escaladas, las alpinistas estubieron ya preparadas para enfrentarse al objetivo más ambicioso de la concentración: un Big Wall de varios días en El Capitán, una pared de 1.000 m de altura en el corazón del Valle de Yosemite y seguramente, una de las paredes más fotografiadas del planeta.

Los preparativos para el Big Wall se sucedían en el campamento Upper Pines, donde estuvo acampado el grupo. Finalmente, después de fijar los primeros largos de las rutas escogidas “Triple Direct” (5.9, C2) y “The Nose” (5.9, C2), las alpinistas empezaron su ascensión hacia la cima del gigante granítico que reina sobre el Valle de Yosemite.

Los primeros días en pared se sucedieron sin mayores contratiempos que subir el pesado petate, repleto de abrigo, agua y los víveres necesarios para subsistir hasta la cumbre. Al tercer día la meteorología cambió y por la tarde empezó una fuerte tormenta que empapó a todas las cordadas del Equipo Femenino antes que pudieran refugiarse en sus correspondientes hamacas de pared. La noche fue larga y los vientos de tormenta pusieron a prueba la estabilidad de las hamacas. La toma de decisiones en alpinismo es una de las partes más importantes que deben afrontar las alpinistas durante la ascensión, y conlleva tanto la planificación y preparación previa como la elección de las distintas alternativas que pueden acontecer durante la escalada.

La previsión meteorológica había cambiado y los avisos de tormenta se repetían los próximos días, así que todas las cordadas del Equipo decidieron bajar y abandonar la ascensión a El Capitán. El descenso también fue laborioso, más de 10 rápeles con algún péndulo, transportando los pesados e incómodos petates, algo que formó parte de un largo aprendizaje en escalada en pared y en alpinismo que el Equipo pretende en los tres años de permanencia. Aún así, los ánimos del Equipo no menguaron después de la retirada de El Capitán, ya que su ascensión había sido un sueño para el Equipo desde antes del viaje a Estados Unidos. Pero la motivación volvió a crecer enseguida mientras aprovechaban los días posteriores para descansar y escalar otra de las rutas más clásicas y bonitas del Valle de Yosemite: en la Middle Cathedral su estético espolón “East Buttress” (5.10c/A0)

La concentración estaba llegando a su fin, pero los últimos días de buen tiempo animaron a las alpinistas a volver a intentar otro Big Wall, de este modo se dividieron en cordadas y pusieron rumbo a “Lurking Fear” (5.7, C2F) en la cara oeste de El Capitán y hacia “Regular Northwest Face” (5.9, C2) en la imponente cara norte del Half Dome.

Ambas rutas se escalaron en tres días, “Lurking Fear” con dos vivacs en pared y “Regular Northwest Face” con un bivac en la base y otro en pared en la típica repisa Big Sandy Ledge. La orientación norte de la pared del Half Dome provocó que todavía hubiera nieve tanto en la base como en la parte superior, la cual mojó los últimos largos y obligó a las alpinistas a progresar más lentamente utilizando técnicas de artificial.

Con estas dos ascensiones a El Capitán y el Half Dome el Equipo Femenino de Alpinismo cerró su tercera concentración de 2019, en la que se lograron todos los objetivos marcados.

  

DEJAR UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 2 =

Facebook

[arrow_fb_feed id='747']

Twitts recientes