Las montañas son esenciales para nuestras vidas

Casi mil millones de personas viven en zonas montañosas, y más de la mitad de la población del planeta depende de las montañas para abastecerse de agua, alimentos y energía renovable. Sin embargo, las montañas están amenazadas por el cambio climático, la degradación de los suelos, la sobreexplotación y los desastres naturales, con consecuencias potencialmente devastadoras y de largo alcance, tanto para las comunidades de montaña como para el resto del mundo.

Las montañas son los primeros indicadores del cambio climático y, a medida que el globo terráqueo se calienta, los habitantes de las alturas —entre los más hambrientos y pobres del mundo— se enfrentan a más dificultades para sobrevivir. El aumento de las temperaturas también significa que los glaciares de montaña se derriten a niveles sin precedentes, afectando los suministros de agua dulce de millones de personas. Las gentes de las montañas han acumulado, sin embargo, una gran cantidad de conocimientos y estrategias a lo largo de generaciones para adaptarse a la variabilidad climática.

Como en años anteriores, y para conmemorar el  Día Internacional de las Montañas, la FEDME difunde alguno de los documentos relacionados con la protección de las montañas.

Este año 2018 difundimos el documento sobre Terminología en la regulación de los Espacios Naturales Protegidos que es de máxima utilidad para interpretar las normativas de uso público de los Parques y Espacios Naturales Protegidos en los que se realizan actividades de montaña.

Descargalo aquí 

DEJAR UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − 6 =

Facebook

[arrow_fb_feed id='747']

Twitts recientes