Poco a poco somos cada vez más conscientes de la importancia de hidratarnos correctamente en nuestro día día, especialmente si hacemos deporte. Cuando hace calor solemos tener más sed y bebemos más y de forma más frecuente. Pero ¿y cuando hace frío? ¿Somos igual de conscientes de la importancia de una buena hidratación cuando estamos en la montaña en invierno y practicando deportes de nieve? Con bajas temperaturas, nuestro cuerpo no pide hidratarnos con tanta frecuencia, y esto al final puede suponer un problema para la salud.

Beber agua durante todo el día, hidratarse con tés o infusiones o tomarse un caldito caliente son solo algunos ejemplos.

Si quieres sabes más puedes echarle un vistazo a este artículo. 

DEJAR UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − Trece =

NoticiasFEDME

Facebook

Twitts recientes