Las regulaciones unilaterales de la escalada y la coexistencia de senderistas y ciclistas en los caminos,  centran la atención de las federaciones en la Comisión de Accesos y Naturaleza de la FEDME

En la reunión anual de la Comisión de Accesos y Naturaleza de la FEDME, celebrada el pasado  sábado 16 de diciembre, se analizaron los dos problemas que, a juzgar por los informes de las diferentes federaciones autonómicas, preocupan más a finales de 2017: las regulaciones unilaterales de la escalada y la coincidencia en los caminos de senderistas y ciclistas. En ambos casos, las soluciones deben partir de la comunicación, el acuerdo y de la asunción de buenas prácticas. Hace muy poco tiempo el mayor problema lo planteaban las carreras por montaña y la elaboración de herramientas para controlar su incidencia ambiental (fundamentalmente la guía impulsada por Europarc, la FEDME y las administraciones autonómicas) ha empezado a dar resultados.

En la reunión se repasaron los eventos organizados por el Área de Accesos y Naturaleza de la FEDME en 2017: “VIII Seminario de espacios naturales protegidos y deportes de montaña: terminología en los planes de espacios naturales protegidos y gestión de cimas singulares”, “Jornada de desarrollo rural y actividades en la naturaleza: experiencias y buenas prácticas”, “VII Jornada Ciencia y Montañismo: Simposium de Seguridad en Carreras por montaña y en actividades con menores”, “V Encuentro de representantes federativos en espacios naturales protegidos” o la creación de la Comisión de refugios de montaña de la FEDME. Y también se trató sobre actividades en curso, como la iniciación del estudio “Análisis del perfil de los usuarios-visitantes del medio natural en España” o finalizadas, como “Viaje cicloturista uniendo zonas con presencia de lince ibérico en la península”.

A continuación se pasó a realizar un recorrido por la situación de las montañas españolas, muchas de ellas espacios naturales protegidos, que constituyen el terreno de juego deportivo del montañismo. A juzgar por el panorama descrito por los diferentes representantes autonómicos, deben merecer en este momento una atención especial los conflictos relacionados con las restricciones a la escalada y la compatibilidad del senderismo con la bicicleta de montaña.

Por último, se planificaron las actividades del área para 2018, año en el que está previsto celebrar el centenario de la declaración de los Parques Nacionales de Covadonga y Ordesa.

DEJAR UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 − 6 =

Facebook

Twitts recientes