La FEDME y la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos han celebrado una primera reunión encaminada a iniciar proyectos en común, al tiempo que se realizaba una visita para conocer los trabajos de la Fundación en los Pirineos de primera mano y en su lugar de realización.

La extensión de la sensibilización ambiental en el momento actual reviste interés común y sin duda llevará a la organización de jornadas, la realización de actividades que difundan los puntos de vista de las dos organizaciones y la búsqueda de soluciones de consenso.

Además de tratar acerca de la firma de un convenio por ambas organizaciones, se han valorado diversas fórmulas de colaboración que facilitarán el conocimiento sobre de las aves rupícolas al colectivo montañero y el conocimiento de los argumentos de la práctica deportiva a los grupos naturalistas.

Recordemos que en los Seminarios de espacios naturales protegidos y deportes de montaña, los documentos acordados por montañeros y gestores ambientales han reiterado la necesidad de informes científicos y diálogo antes de proceder a prohibiciones o limitaciones de acceso al medio natural. Es posible abrir un nuevo camino de diálogo y el asesoramiento mutuo parece imprescindible.

Facebook

[arrow_fb_feed id='747']

Twitts recientes

Configuración de Cookies