Años de pasión, experiencia contrastada y un bagaje más que extenso: Hablamos de Miquel Giménez, corredor por montaña y árbitro FEDME encargado especialmente de las clasificaciones.

Sabemos que eres un enamorado de la montaña, de la escritura y de los historiales, pero cómo te definirías…

Soy un apasionado de la carrera por montaña, en singular. Incluyendo así a la actividad de correr en la montaña y de las competiciones. En ese orden.

Desde cuando tu afición al monte.

Nací y he vivido en una población lejos de las montañas, no veía más que su silueta de lejos (y en días claros). La primera vez que fui al monte fue pasada la adolescencia, con un par de amigos de toda la vida. El único que leía libros, nos convenció a Pere y a mí para pasar tres días de travesía por el monte. Decía que lo único que necesitábamos era seguir unas marcas rojas y blancas, y todo arreglado. El día antes me compré unas botas debajo de casa, y una mochila del ejército de segunda mano que se podían conseguir entonces de los que acababan ‘la mili’, en un cuartel cercano. Las pasamos canutas, durmiendo al raso y bebiendo de aljibes porque nos quedamos sin agua enseguida (claro). Años más tarde he vuelto a aquellos senderos salvajes de El Port, entre los territorios que reparten frontera Catalunya, Aragón y el País Valencià y lo recuerdo como mi primera aventura.

Has vivido muchísimas carreras, pero de todas las vividas como aficionado cuál recordarás con mayor cariño. Cuéntanos por qué.

Sin duda, la que más recuerdo es la primera que vi. En el noticiario de la televisión apareció un tío en mallas y manga corta (no conseguía concebir esa indumentaria, eran los noventa) corriendo por el glaciar del Aneto. Allí se juntaban dos retos que tenía mitificados, la ascensión al techo de los Pirineos y completar un maratón. Creo que esta visión cambió la vida de muchas personas, de todas las de mi quinta que ahora corremos por el monte por lo menos.

Las pocas que he podido correr en Italia son las que más me han impresionado. Pude correr en Dolomites Skyrace años despues de ver en video el duelo allí entre Rob Jebb y Agustí Roc, colosal. Conocí a Bruno Brunod, justo cuando dejó de correr, en la Aosta-Becca di Nona, una carrera que une una capital regional con una cima a 3.000 metros (ahí es nada). El Trofeo Scaccabarozzi, un maratón en el que yo mismo obligaría a utilizar casco y otros sistemas de seguridad.

De todas, sin duda, me quedo con el Trofeo Kima. La única carrera en la que he participado dos veces, y ninguna de ellas la he finalizado. La primera vez recortaron el circuito por la meteo, y Cristina y yo decidimos completar el recorrido en los dos días siguientes. La segunda vez no conseguí pasar un control horario intermedio, pero pude completar el circuito fuera de competición. Si hay una carrera por montaña de verdad, ésta es la Kima. Lo tiene todo.

Como aficionado, he disfrutado igual. Crucé unas palabras con Ricardo Mejía en Zermatt y me hice una foto con Anna Pichrtova, ambos deportistas imbatibles en aquel tiempo. Pude acompañar a la Selección Española en una ocasión, conociendo deportistas que más tarde han sido campeones del mundo. He visto correr a Corinne Favre o a Angela Mudge, figuras que me han impresionado muchísimo. He recibido felicitaciones de todo un pentacampeón de España, que me ha vuelto a convencer de que todos formamos parte de este deporte (los que ganan y los que no). Le he hecho la asistencia (cuando eso no se sabía lo que era) a Miguel Ángel Sánchez Cebrián cuando batió el récord de la, entonces creía, mejor carrera de montaña del momento. Bajé en telesilla con Mireia Miró y Kilian Jornet, al terminar un KV, cuando no eran ni mayores de edad. Sólo de Kilian podría estar hablando horas. Todas son experiencias inolvidables, que me vienen a la memoria cada vez que los veo (aunque sea en foto!). Más que carreras, recuerdo personas.

Arbitro… ¿Por qué y desde cuando? y siempre en la clasificación.

Lo de árbitro de carreras por montaña surgió como afición exacerbada de este deporte. Mitificaba a los corredores porque veía increíble que pudiesen correr por aquellas pendientes, que se desenvolvieran como sarrios por las bajadas más difíciles. Prefería poder seguir la carrera de los primeros, y de las primeras, que ponerme yo mismo el dorsal. Vi que hacerme árbitro era una opción ideal, podría tener a mis ídolos cerca, e incluso seguirlos en carrera. Todo eran ventajas.

Realicé el curso impartido por Manolo Amat y Jordi Marimon en Finestrat en el 2005. Fue una promoción magnífica, la segunda. Junto a corredores como Salva Calvo (debería escribir un libro y vendería más que su amigo Jesús Calleja) que nos contaba aventuras mil, y centenares de anécdotas de sus carreras y tal. El resto éramos corredores mediocres como yo, apasionados de un deporte que veíamos crecer entonces y queríamos ser testigos de su desarrollo.

Me estrené en todo un Maratón Alpino Madrileño, que fue Campeonato de España otra vez, y otorgó el título a Ana Estévez, con quien meses antes compartía mesa en aquel curso de árbitros. Fue un gran fin de semana.

Soy árbitro encargado de supervisar las clasificaciones, creo que desde entonces. Primero Marimon y luego Goio Larrañaga, son los que han depositado en mí esa confianza y a los que estoy muy agradecido. No obstante, uno de los temas que debemos mejorar en la FEDME es éste. Nos debemos adaptar cuanto antes a un sistema más eficaz aún, y utilizar plataformas más modernas que la web actual para dar un servicio de mayor calidad a nuestros deportistas, clubes y a la prensa que pide resultados en tiempo real.

Por último, aprovecho para decir que dentro del colectivo arbitral he podido conocer a personas muy válidas (muchas) de las que me asombro de que le dediquen tiempo a esta labor sin más premio que el de haber realizado un trabajo digno. Personas apasionadas, que me superan en formación y que me han tratado con un respeto que no estoy acostumbrado en la “vida real”.

Sabemos que tienes un buen archivo 😉 ¿De qué estamos hablando? (Fotos, recuerdos, escritos…)

Por una parte me gusta recopilar información de carreras por montaña, desde siempre. Me apasiona encontrar información de vestigios de competiciones, de fotos históricas de carreras que ya no se celebran, o de clásicas. Hay muchas carreras cuya organización pasa por varias manos, clubes a empresas, etc, y se pierde información de ediciones anteriores. Incluso grandes carreras olvidan el palmarés anterior, cosa que me parece vergonzoso.

El archivo que dices en realidad es un cajón desastre que necesita un espacio temporal amplio para estar organizado. En ocasiones incluso me cuesta encontrar documentos que tengo la certeza de tenerlos, pero que su localización resulta engorrosa.

Gracias a estar presente en tantas carreras a lo largo de la temporada, tengo ocasión de coincidir con corredores de todos las épocas y aprovecho para interrogarlos. Incluso para pedirles datos concretos. Algunos son una mina, como Joxan Salgado, por ejemplo, que hace poco publicó las clasificaciones completas de las tres primeras ediciones del Aneto X-treme Marathon, que antes nombrábamos. Pero muchos de ellos son incapaces de recordar los detalles. Como por ejemplo mi querida Teresa Forn, una Campeona del Mundo con la que podrías estar hablando una tarde entera de carreras (es incombustible) pero nunca he conseguido que recuerde (por ejemplo) la marca que consiguió hace veinte años en Luchon que estableció el primer récord de España de Km.Vertical.

Ahora la web recopilatoria con cientos de datos. ¿Ha sido cosa del confinamiento? (risas). Cuenta más acerca de esta página.

Sí, sí, ya lo creo. Este proyecto estaba en mi cabeza desde hace más de diez años, claro. Mientras mis amistades de facebook buscaban soluciones domésticas al entrenamiento diario yo he aprovechado para sentarme unas horas delante del ordenador. El resultado es un “site” muy sencillo, muy básico, pero de contenido de interés general.

Allí podemos consultar el reparto de los podios de cualquier competición oficial de carrera por montaña tanto de la FEDME como de la ISF. Y en segundo término, tambien de todas las federaciones territoriales. Está alimentado desde los datos de las webs de cada federación, claro.

Paralelamente además,  aparece el curriculum deportivo de corredores en éstas competiciones. Aunque esto está más desarrollado en el blog de Ramón Ferrer, no es la intención fundamental del web que debo advertir que aún está en desarrollo (y tal vez siga así durante los próximos años, jajaja).

El diseño ha querido ser lo más simple posible, evitando imágenes y menús interminables. Para favorecer la navegación rápida, sobre todo en dispositivos móviles.

www.cxm.com.es

DEJAR UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 8 =

Facebook

[arrow_fb_feed id='747']

Twitts recientes