“Condiciones excepcionales en la cara norte del Ben Nevi, Escocia, para las alpinistas del Equipo Femenino en su primera concentración de este año”

Después de un largo período de mal tiempo con intensas tormentas de nieve y frío, las paredes del Ben Nevis (1.345m) se tapizaron de hielo como pocas veces se ha visto en la historia. Bajo este escenario las integrantes del Equipo Femenino de Alpinismo llegaban a Escocia preparadas para darlo todo en las innumerables rutas de hielo y mixto que ascienden hasta sus cumbres.

El Ben Nevis es la montaña más alta y emblemática de Escocia, y se caracteriza por las exigentes condiciones meteorológicas que pueden encontrar los alpinistas y escaladores que intentan llegar a su cumbre. Con tan sólo una media de 14 días de buen tiempo al año, el descenso del Ben Nevis requiere de buenos conocimientos de orientación y manejo del GPS para encontrar la ruta correcta en medio de la niebla y la ventisca que parecen estar siempre presentes allí arriba. 

El domingo 1 de marzo las alpinistas llegaban a un pequeño apartamento de Fort Williams y se instalaban en lo que sería su campo base durante toda la semana. 

El lunes, con la motivación por las nubes, todo el grupo sube al refugio CIC Hut (680m) en medio de una tormenta de lluvia y nieve. Al llegar al refugio, con las prendas empapadas, las integrantes del equipo deciden hacer una pausa para secarse y entrar en calor mientras observan la inmensa cantidad de nieve acumulada en las paredes del gigante escocés.

Efectivamente, los aludes serán un problema durante los primeros días de concentración en Escocia. Hay que escoger rutas seguras que eviten corredores y palas con acumulaciones de nieve venteada. De este modo el primer día se escalan algunas rutas cortas cercanas al refugio a modo de aclimatación a la roca y al tipo de escalada escocesa, generalmente expuesta y difícil de proteger. 

Al día siguiente, ya conociendo la zona y con tiempo más estable, pero teniendo muy en cuenta el riesgo de aludes, las alpinistas vuelven a subir al refugio y esta vez escalan rutas más largas intentando seguir espolones y aristas. Las rutas escaladas son:

Minus Three Gully (150m, IV, 5)

Minus Two Gully (275, V, 5)

Mega Route X (70m, V, 6) con salida por el espolón (200m, III, 4)

El tercer día el despertador suena por la mañana, pero el cansancio acumulado impone un día de descanso. El cuerpo se resiente del frío y las largas aproximaciones del Ben Nevis. El equipo aprovecha para planear sus próximas escaladas y visitar el famoso lago Ness.

Con unos objetivos muy claros y un pronóstico del tiempo anormalmente estable para los próximos dos días, el grupo vuelve a aproximarse a la cara Nord-Este del Ben Nevis.  Esta vez las rutas escaladas han sido:

Minus One Gully (275m, VI, 6) y North East Buttress (250m, IV, 4)

Mega Route X (70m, V, 6) con salida por el espolón (200m, III, 4)

Gemini (300m, VI, 6) y descenso por Carn Dearg Buttress. 

Hablando con escaladores locales, admiten que algunos de ellos llevan años esperando unas condiciones como estas para poder escalar las rutas de sus sueños en el Ben Nevis. Realmente el Equipo Femenino de Alpinismo ha tenido mucha suerte en su primera concentración de este año, que ha servido para consolidar sus habilidades en este tipo de escaladas comprometidas de hielo, nieve y mixto. 

Para terminar la semana las chicas deciden desplazarse y conocer Aviemore y las montañas de Cairngorms, pero el tiempo vuelve a ser el típico de la zona con tormentas de nieve, lluvia y viento, haciendo imposible la escalada en el Parque Nacional de Cairngorms. 

Bajo la dirección de Marc Subirana, el grupo ha estado acompañado esta vez por el Guia UIAGM Pablo Herraez que ha compartido su experiencia y conocimientos en este tipo de terreno. 

DEJAR UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + veinte =

Facebook

[arrow_fb_feed id='747']

Twitts recientes