Pirineos y Alpes, más cerca

de izquierda a derecha, Ayllón, Benati, Troilo y Ayora. Foto: FEDME

La seguridad es un martillo pilón para la FEDME. Para ello nada mejor que la formación y la información. Y es en este objetivo donde descansa la conexión entre Alpes y Pirineos. Se dan los primeros pasos para una puesta en común entre las oficinas técnicas de los Alpes franceses e italianos y la de los Pirineos. Es por ello que la FEDME, de la mano de su presidente, Alberto Ayora, y el responsable de la Oficina de Montaña de Jaca, Íñigo Ayllón, conocen de primera mano el trabajo que realizan en La Chamonarde, Chamonix, y la Fondacione Montagna Sicura, en el valle de Aosta.

La Fondacione Montagne Sicura, bajo el auspicio del gobierno autónomo de Aosta, pone el acento en el estudio, control, divulgación y concienciación sobre los riesgos del medio natural en montaña. En concreto, su trabajo descansa sobre las afecciones respecto al cambio climático. Y lo hace tanto en el retroceso de los glaciares como en la disminución de la capa de permafrost u otros fenómenos similares.

Jean Pierre Foson, Alessandro Benati y Fabrizzio Troilo, responsables de la Fondacione Montagna Sicura, han dado a conocer a Alberto Ayora e Íñigo Ayllon las líneas maestras de distintos proyectos europeos de investigación vinculados todos ellos a un mejor conocimiento de la montaña. Además, se trabaja en la creación de un acuerdo a tres bandas -FEDME, La Chamoniarde y Fondacione Montagna Sicura- para analizar temas comunes.

Facebook

[arrow_fb_feed id='747']

Twitts recientes

Configuración de Cookies