Soy Lucía Ibáñez González, tengo 29 años y he estado vinculada al deporte desde muy pequeña, primero acudiendo a animar a mi padre que competía en cross, duatlón y triatlón, y con 6 años comencé a formar parte de un club de atletismo de Reinosa. Después de varios años corriendo cross y coincidiendo con la etapa universitaria, comencé a buscar nuevos retos y realicé mis primeras carreras por la montaña, km verticales, medias maratones,… con un objetivo muy claro: DISFRUTAR de cada entreno, competición, experiencia. En resumen, el deporte para mí ha sido y sigue siendo una forma de vida que me gusta compartir con familia y amigos.  Fue en el año 2016, cuando Roberto Ruiz me animó a correr con raquetas de nieve y así me inicié en esta disciplina tan bonita. 

Lugar favorito para correr con raquetas: 

Uno de mis lugares favoritos para entrenar tanto raquetas de nieve como cualquier otra disciplina (correr, andar, bici, esquí de fondo,…)  es la zona de Campoo. Nací en Reinosa y tenemos la suerte de tener un entorno muy versátil con diferentes tipos de terrenos, desniveles, paisajes…

Disfruto muchísimo saliendo de casa prácticamente con las raquetas puestas y poder disfrutar de un circuito no muy exigente con nieve recién caída. En cambio, cuando quiero entrenar a cotas altas y ganar altitud uno de los lugares idóneos para ello es la estación de esquí de Alto Campoo, de fácil acceso en coche. Subo corriendo con las raquetas desde la zona baja de la estación hasta el “Mirador de la Fuente del Chivo” situado a 1.992 metros de altitud, me apasiona disfrutar del precioso balcón de los Picos de Europa que se ve desde aquí. En la propia estación también hay un circuito de esquí de fondo, donde compagino otra de mis pasiones, vuelta con esquís de fondo y otra con raquetas. 

¿Cómo fue la experiencia de poder correr como Selección Española en Myoko? ¿Con qué momento o recuerdo te quedas? 

Era la primera vez que participaba en una competición de estas características y gracias a la FEDME y OS20 he podido cumplir un sueño. Ya era un premio haber sido seleccionada para poder ir a Myoko (Japón), y cruzar la línea de meta en una segunda posición, después de un final de infarto, fue la guinda a un viaje inolvidable. Es muy difícil de explicar lo que sentí cuando crucé la línea de meta, porque detrás de este segundo puesto hay muchas horas de entreno y esfuerzo tanto por mi parte como de mi familia y amigos, que me apoyan y me acompañan en competiciones y entrenos. 

Es difícil quedarse con un recuerdo, pero no voy a olvidar nunca la tercera y última vuelta de la competición en la que la tercera corredora y yo fuimos juntas, estudiando aquellos puntos en los que podíamos flojear un poco. Gracias a la animación de los amigos y familia que nos acompañaron, saqué la fuerza suficiente para conseguir en los últimos metros la segunda posición, en ese momento no era consciente de lo que había conseguido, había conseguido ser subcampeona del mundo, cada vez que veo el vídeo de la llegada a meta me sigo emocionando, escuchando los gritos de ánimo y los abrazos en la meta. 

Pieza favorita de la equipación.

La equipación que nos han dado ha sido muy completa, se trata de un ropa muy técnica y cómoda. 

Destacaría el plumas (Fastlite 650 Down), una prenda muy ligera y que abriga muchísimo, pero a la vez transpira, la utilicé durante todo el viaje.

Me encontré muy cómoda durante la competición, por lo que destacaría las mallas que utilicé (Winter trail StretchShell), son muy ligeras y en la parte superior disponen de una capa impermeable y transpirable que para deportes de invierno viene de maravilla ya que evita que te mojes y puedas quedarte fría. En la parte superior utilizamos una camiseta térmica (Warmfit Merino Wool Shirt) de lana merino, idónea para competir en invierno con gran transpirabilidad y se ajusta muy bien al cuerpo.  

Un consejo para alguien que quiera iniciarse en la práctica de las carreras con raquetas:

Una de las claves en las carreras con raquetas es utilizar las raquetas idóneas según el estado de la nieve, cuando la nieve está dura y rápida recomiendo utilizar raquetas del tipo TSL Outdoor Symbioz Racing, y cuando la nieve está más lenta las que yo utilizo son unas Baldas, donde la zapatilla va anclada por dos tornillos a la propia raqueta, de esta forma aseguramos una mayor estabilidad de la pisada. Yo me inicié con estas raquetas y desde el primer momento me he adaptado muy bien y me he sentido muy cómoda con ellas. 

Otro de los factores clave en una competición, es llevar la ropa adecuada, ropa que transpire y abrigue a la vez. 

En los entrenamientos en solitario, recomiendo llevar siempre con nosotros, una manta térmica, un silbato y un móvil con batería. 

Animo a todos a iniciarse en este bonito deporte .

Facebook

[arrow_fb_feed id='747']

Twitts recientes