Modelos de senderismo por el mundo. Hoy: Appalachian Trail y Ramblers

El senderismo es un fenómeno de amplio espectro en Europa, América del Norte y otras partes del mundo. El conocimiento y análisis de sus características es fuente de inspiración para el desarrollo del senderismo en España. Por ello la FEDME ha iniciado este ciclo de videoconferencias con el objetivo de abrir horizontes y reflexionar sobre  el modelo estatal con las Federaciones Autonómicas.

El pasado lunes 15 de Febrero tuvo lugar la primera de las videoconferencias organizadas, a estos efectos,  por el  Grupo de Trabajo  de Senderismo y Senderos de la FEDME. El ciclo terminará antes del Julio analizando el modelo alemán, portugués, francés, etc.

Fueron convocados los  responsables de las diversas Áreas de la Vicepresidencia de Proyección Social de la FEDME y de los comités de Senderismo y Senderos de las Federaciones Autonómicas y asistieron un total de cuarenta personas.

En esta primera acción se analizaron dos modelos anglosajones: la Appalachian Trail de EEUU, por parte de Pablo Gárate y Jon Galdós, y la acción de los Ramblers de UK, a cargo de Victor Sanchez

Ambos modelos tienen dos características comunes. Por un lado  la importancia del voluntariado en el modelo; por otro lado que ambos trascienden el marco de la mera actividad deportiva, lo cual les aporta una gran relevancia social.

En el caso de Appalachian Trail (www.appalachiantrail.org) hay  una pulsión en relación con la naturaleza, que llega a expresarse incluso en la compra de terrenos, por las asociaciones que están detrás del sendero, con objeto no sólo de facilitar el tránsito senderista sino también conservar los espacios por donde éste transita.

El sendero se desarrolla en 14 estados, con una longitud de 4.688 km y tiene una frecuentación media de tres millones de personas al año que, en general, lo realizan de manera parcial. Se contabilizan una media de 1.000 personas al año que lo recorren en su integridad.

La progresión es, en gran parte, en autosuficiencia, lo que obliga a porteos de peso en algunas zonas;  pero en el territorio hay 32 asociaciones, que cuentan con 6.000 voluntarios (Trail Angels), que apoyan a los senderistas, incluso aportando víveres de manera gratuíta en ciertos puntos.

Estas asociaciones actúan anualmente en el mantenimiento y mejora del recorrido.

El trazado tiene en torno a 200.000 señales que permiten seguir el recorrido sin dificultad y, en ciertos tramos, hay zonas para la pernocta en estructuras de tres paredes.

El mayor problema viene derivado de la fauna, en concreto de los osos, las víboras y los molestos mosquitos.

Se ha creado  un sentido de comunidad entre todos aquellos que lo realizan en su integridad, y hay un reconocimiento social tanto a éstos como a los voluntarios.

En el caso  de los Ramblers UK (www.ramblers.org.uk)asociación sin ánimo de lucro, no es una federación deportiva), su acción se proyecta desde el senderismo hacia ámbitos como la salud de la población, el respeto a la naturaleza y  la acción por la recuperación de los caminos públicos, lo que les lleva a tener una gran proyección social y una interlocución privilegiada con el gobierno.

Existe un gran staff profesional de perfiles muy cualificados, pero la base del trabajo es llevada a cabo por voluntarios. Son ellos los encargados de llevar a cabo las actividades senderistas, muchas de ellas vinculadas con el concepto de salud, del mantenimiento de los senderos, etc. Ser voluntario tiene un gran reconocimiento social.

La red de senderos busca los ámbitos más naturales, en un contexto muy urbanizado, y su tránsito está favorecido por la extensa red de alojamientos que existe, sobre todo en modalidad B&B.

Los National Trails, que existen en el país, son recorridos largos que se sustentan desde el Gobierno, indicándose que hay funcionarios públicos destinados a cada sendero y al cargo de la dinamización de los mismos.

 

Facebook

[arrow_fb_feed id='747']

Twitts recientes

Configuración de Cookies