Momento convulso el que nos sigue ocupando sin un final marcado. Es la incertidumbre propia de los corredores la que nos hace charlar, largo y tendido, con Núria Domínguez, seleccionadora del combinado Nacional de CXM FEDME.

Núria como siempre desde su agradable paz y tranquilidad responde de manera positiva a nuestras preguntas, -muchas son las que nos hacéis a través de nuestras redes sociales-.

 

¿Qué vive y siente la seleccionadora con esta situación? ¿Y cómo entrenadora?

Hay unos puntos en común. Lo vivo desde la adaptación y lo siento desde la incertidumbre,   la paciencia y   el optimismo.

Como seleccionadora, ahora mismo, se trata de ajustar el proyecto deportivo para esta temporada 2020 el cual ya estaba definido y en marcha. En este sentido ha habido un vuelco de todo y se trata de ir volviendo a encajar las piezas de la mejor manera posible. Ha ocurrido con todas las modalidades deportivas, en todos los deportes, de manera generalizada.

No estamos parados, es cierto.   En este sentido hay una parte fundamental, los corredores y otra relacionada con lo que se define para ellos.   Son los integrantes de la Selección Española, nuestros referentes, nos muestran su sentir.

En lo referido a las actividades previstas, pues, reconduciendo todo. Por ejemplo, estaba marcada una concentración próximamente   con unos objetivos claros.   En muy poco tiempo todo ha dado un cambio importante. Ahora, es ir viendo como se desarrollan nuestros días, a la vez que se tacha, se escribe   y se le da de nuevo forma a esta realidad.

Como entrenadora pues identifico dos momentos   temporales diferentes. Uno inicialmente en el que el parón iba a ser de dos semanas, con previsión a más semanas, pero con pruebas aún confirmadas en el calendario en esas primeras semanas. Dado que los deportistas muchos de ellos estaban en fase de puesta a punto, competición o entrenamientos específicos, el ajustar para mantener ciertas capacidades específicas ya desarrolladas ha sido posible, aún con ausencia de un trabajo muy importante como es, el   de correr por el monte. La adaptación al terreno con un buen trabajo, es más sencilla que si se han perdido de manera importante ciertas capacidades de manera importante.

La segunda fase, ya con la cancelación de pruebas o ser pospuestas tras el verano, sumado al aumento de estancia en casa, ha producido el cambio de objetivos y el tipo de trabajo a realizar. En este caso, acortando el trabajo intenso. Marcando ya un antes y un después. Haciendo un parón relativo, para volver a construir. Si la forma no la hemos conseguido, podemos trabajarla para cuando sea posible, es volver a planificar.

¿Cuál es el sentir del corredor?

No puedo hablar de como se sienten. Lo que percibo es que cada uno está digeriendo a su manera, como pueden o saben. Las prioridades, las posibilidades, las necesidades, las inquietudes, las circunstancias personales entre otras, pienso que determinen que se viva de maneras diferentes.

Hay corredores que le ponen buena cara o mantienen el   optimismo, otros seguro que menos, unos que lo llevan bien, otros fatal, otros que lo mantienen ahí a un lado sin afectarles aparentemente o realmente siendo así, algunos que se van tranquilizando, otros que se van alterando. Otros que han ido cambiando la visión según el tiempo. Complejo y variado el tema, sin duda.

Ahora mismo, muchas pruebas se han cancelado o pospuesto, hay demasiadas dudas sobre que va a pasar y cuando volverá todo a la normalidad, por lo que el corredor, pienso que, lo vive con la misma incertidumbre,   expectante a cada noticia, con ganas de poder correr, respirar y salir al monte pronto.

Lo que es indudable es que   los deportistas lo viven desde la realidad social y la seriedad de la situación.

¿Cómo está entrenando un corredor de élite en estos momentos y bajo que concepto?

El corredor de élite entrena diferente a otro tipo de corredor, necesita otras cosas. Va a la especificidad y lo que ello implica. En los primeros momentos aún con   objetivos de rendimiento. Con los medios a su alcance. Trabajo muy individualizado, específico, con mucha carga en ciertos momentos.   El corredor volverá a tener dolores, es así. Al corredor de élite no le valen muchos de esos circuitos que estamos viendo, esas agujetas que puedan salir al día siguiente a una persona que hace deporte con otros objetivos, para el corredor de élite tienen otro significado. Sus circuitos tienen una orientación igualmente específica.

La coherencia es importante, un ejemplo un trabajo excesivo de cinta o con series repetidas, por buscar unas cargas de trabajo a las que no podemos llegar por ausencia del medio donde se desenvuelve, pueden provocar sobrecargas o lesión. Igualmente con previsión, la pérdida del gesto deportivo por ausencia del mismo, tendrá su proceso de readaptación. Todo está muy bien definido y encajado. Cierto que estos momentos entendidos como “de parón” se trabaja diferente.

En estas semanas se ha hecho trabajo en casa. Incluso ahora algunos mantenerlo, sabiendo que pueda quedar una competición para ellos. Es el único motivo que parece ser, por el que algunos pueden seguir con una carga alta, agotar las reservas ahora, sabiendo que están a falta de objetivos no tendría sentido. El trabajo en mayor o menor medida: trabajo muscular, trabajo cardíaco, trabajo de estabilidad, trabajo compensatorio todo ello organizado.

¿La parte psicológica es importante y la más dificil de llevar?

Cuerpo y mente son uno. Si tú cuerpo no lo mueves como necesitas, la mente tampoco estará bien. Ambos se pueden llevar mal por igual. Pero aún así, podemos y debemos estar positivos cada día. Trabajar la actitud, incluso en adversidades como estas.

Pienso que los primeros momentos han sido más duros, por el fuerte impacto en cuanto cambios que ha supuesto. Tras un mes, pienso que es lógico que haya más adaptación a la situación. Menos nerviosismo, tensión o ansiedad, todo ello, además, sabiendo que la competición se ha ido frenando.

Es importante transmitir y dar calma, paciencia, optimismo y motivación. La impaciencia, la desmotivación, debe intentar canalizarse. Cambiar de canales o frecuencias en nuestra cabeza.   Es importante pensar que queda menos y que podremos volver a la normalidad. Hay que relativizar.

Es cierto que la desadaptación que podamos tener, nunca nos llevara a un estado cero, aunque pueda parecer. Estaremos en menos tiempo de lo esperado al nivel donde estábamos. Compartirlo también es importante, se vivirá con más calma y pienso que   a nivel mental, le debemos dar la importancia que tiene. Hemos de ser realistas, pero sobretodo humanos. No correr no debe generar un problema, existen familias que lo están pasando mal.

En cuanto a competiciones ¿Qué sabemos del mundial?

Sabemos lo que todos saben, que a día de hoy está confirmado y en su fecha inicial. Es la única competición ahora mismo internacional confirmada.   En este sentido y mientras no se diga otra cosa, ahí está. Aunque es cierto, que se vive desde la duda. Todos sabemos que ante todo queremos un gran evento. Este año con España de anfitriona, lo queremos vivir con toda la intensidad, y eso lleva implícito seguridad, gran participación, buen nivel y buena gestión en cada uno de los momentos. Los responsables en este sentido, ISF así como organización, son los que atienden este tema y los que dan respuesta.

De haber mundial, los criterios de selección serían otros, como es lógico. No hemos tenido competiciones oficiales, salvo el Campeonato de España de Kilómetro Vertical. No hay competiciones que sirvan para hacer el seguimiento de los corredores, ni a nivel nacional e internacional. De mantenerse el mundial sería necesario una modificación. Hemos de esperar un poco más, estos criterios ya están en fase de realización, de finalización en caso de mantenerse para el mes de julio y tan pronto recuperemos algo de normalidad los nuevos criterios serán conocidos por todos.

¿Qué tipo de comunicación tenéis con los seleccionados?

Hay que estar cerca, es así, es lo normal. Es importante tener contacto con los corredores.   Informarles de ciertas cuestiones importantes.

En estos momentos, el proceso de selección ya había empezado, pero estaba en su fase inicial. Tan sólo hemos tenido una prueba oficial. En la actualidad, están los corredores de la Selección de CXM 2019 y los corredores que van logrando la plaza de la Selección de CXM 2020, pero aún quedan    plazas por cubrir.

La comunicación con todos ellos está siendo directa.   Es importante, todos ellos son nuestros referentes. Tratamos de que sepan, que estén al tanto,   igualmente que estamos, para gestionar aquello que nos hagan llegar. Estamos para atender sus cuestiones, sus dudas, sus expectativas, sus necesidades.   Ellos muestran sus inquietudes, como es normal, y más ahora en estos momentos, en un momento tan importante para ellos.

La FEDME es uno de los aspectos importantes que trata de   cuidar, es fundamental estar cerca de los deportistas, que se sientan bien y respaldados.

DEJAR UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + 15 =

Facebook

[arrow_fb_feed id='747']

Twitts recientes